Comprar un coche nuevo: ¿inversión o coste?

Un coche, de entrada, debe ser considerado como un pasivo. Es decir, es un bien que nos quita dinero, independientemente del estado y antigüedad del coche. Combustible, reparaciones, mantenimiento, impuestos, etc.
Con demasiada frecuencia se aprecia al coche como un símbolo de estatus. Un buen coche se relaciona con persona de éxito, y un coche más viejo significa que uno no tiene dinero para comprar uno nuevo.
No se es más rico por tener un buen coche y un gran préstamo. Si algo se es, es sin duda, más pobre. No está mal tener un buen coche si está pagado al contado.
En algún momento de nuestra vida nos enfrentamos al dilema de comprar un coche, ya sea nuevo o de segunda mano.
La segunda compra más grande e importante de nuestra vida, después de una casa, es la compra de un coche. A diferencia de las casas, que se revalorizan más o menos con el transcurso del tiempo, el valor de los coches simplemente se deprecia, y más aún cuanto más nuevo sea.

Según datos de la Agencia Tributaria, en España el precio medio de los vehículos matriculados en 2016 es de 16.688 euros, impuesto de matriculación incluido (aunque de este impuesto se libra casi el 80% de los vehículos).

Vida media de un coche
Según los datos que maneja Anfac, la edad media del parque de vehículos en España es de casi 12 años. Es sin duda un buen indicador de la vida media de un coche, que ha ido creciendo de manera constante desde el comienzo de la crisis en 2008.

Kilómetros al año
Otro aspecto importante es el número de kilómetros que le hagamos al coche, ya que influirá en el coste del combustible y el mantenimiento. Según un estudio de la consultora de valoración de siniestros Audatex, el rodaje medio de los coches en España se sitúa en 9.126 kilómetros al año. Eso quiere decir que, en 12 años, habrá recorrido 109.512 kilómetros.
Coste del combustible

El precio del gasóleo y la gasolina es libre en España, lo que hace que fluctúe bastante. Si tomamos como dato la media del precio de los últimos cinco años, el litro de gasóleo A se sitúa en 1.25 euros, mientras que el de la gasolina 95 es de 1.33 euros.
Solo en combustible, cada kilómetro cuesta 0,065 euros en combustible.

Según los últimos datos de la DGT (2014), el parque de turismos ascendía a 9.695.703 de gasolina (44%) y 12.325.894 de gasoil (56%). Así que, ponderando estos datos, podemos estimar el coste medio por libro de combustible es 1,29 euros.
Si a eso añadimos que el consumo medio de los vehículos nuevos se ha situado por debajo los 5,0 litros/100km, obtenemos un coste por kilómetro de 0,065 euros en combustible.

Precio del seguro
Según un informe de Kelisto, el precio medio del seguro en España se sitúa en torno a 640 euros al año (combinando seguros a todo riesgo y seguros a terceros). En total, 7.680 euros a lo largo de 12 años.

Coste del mantenimiento
Hace un tiempo, en nuestro artículo sobre si sale rentable o no tener coche, en Xataka hicieron una estimación del coste del mantenimiento y las reparaciones a lo largo de 200.000 kilómetros de uso de un vehículo. El resultado: 0,05 euros por kilómetro.

Reparación Kilometraje Coste Total
Revisión, luces, escobillas… 10.000 60 € 20 1.200 €
Aceite y filtros 20.000 120 € 10 1.200 €
Neumáticos, bujías y líquido de frenos 40.000 500 € 5 2.500 €
Batería, Airbags, Aire acondicionado 80.000 250 € 2 500 €
Correas de distribución y de accesorios 120.000 800 € 1 800 €
Pastillas de freno 60.000 150 € 3 450 €
Discos de freno 90.000 200 € 2 400 €
Amortiguadores 60.000 500 € 3 1.500 €
Catalizador 120.000 500 € 1 500 €
Otras reparaciones 1.000 €
Total 10.050 €
Total por KM   0,05 €

Impuestos e ITV
En total, algo más 1.000 euros a lo largo de 12 años, aunque depende mucho de la ciudad y los caballos fiscales del vehículo. Para un coche entre 8 y 11,99 CVF (la gran mayoría), el impuesto de circulación en Madrid es de 66 euros al año. La ITV, por su parte, son 50 euros por revisión, y se pasaría a los cuatro, seis, ocho, diez y once años (250 euros en total).

Gastos en aparcamientos, peajes y otros gastos
Según datos de Fintonic, los españoles nos gastamos casi 500 euros al año entre aparcamientos, garajes y peajes.
Una cantidad nada desdeñable a la que habría que añadir el gasto de mantener el coche limpio. De forma muy orientativa, un lavado con aspirado al mes (5 euros, 60 euros al año) hace un total de 720 euros en 12 años.

Coste medio de tener un coche en propiedad
Si lo sumamos todo, se observa que el coste medio de un coche en propiedad es de 44.723 euros a lo largo de su vida útil, casi el triple que el de su compra. Un dato que se acerca en magnitud al que han estimado otros informes, como el de Ecologistas en Acción, “Cuentas ecológicas del Transporte”, que estima el coste medio de un vehículo en 54.108 euros.
Si tenemos en cuenta que pasado todo este tiempo vendemos el coche a un precio de 1.668 €, el coste medio nos quedaría en 43.055 €.

Gasto Coste anual/km Nº de años/km Total
Coste de la compra 16.688€
Combustible 0,065€/km 109.512 km 7.118€
Seguro 640€ 12 años 7.680€
Mantenimiento 0,05€/km 109.512 km 5.475€
Aparcamientos y peajes 500€ 12 años 6.000€
Impuestos 66€ 12 años 792€
ITV 250€
Lavado 60€ 12 años 720
Valor venal – 1.668 €
total     43.055 €

Una vez hemos hablado de los costes de los coches, observemos ahora la evolución de su valor.

Según la Oficina Estadounidense de Estadísticas Laborales, más del 80% de los préstamos para automóviles son por más de cuatro años.
Si compramos un coche nuevo y financiamos su compra, estaremos añadiendo costes a la anterior tabla. Además, si lo financiamos por más de 4 años, estaremos pagando cuotas e intereses (quizá del 5%) por algo que tiene un valor de poco más de 6.600 €. Cuando termines de pagar el crédito, el coche habrá perdido entre 60% y 70% de su valor. ¿Vale la pena obtener un crédito de 16.000 €, pagar cuotas de 320 € cada mes al 6% TAE para quedarte con un coche con un valor de poco más de 6.000 € al cabo de 5 años? Habría que valorar si es una elección inteligente, al menos, financieramente.

Hay que tener en cuenta varios aspectos relacionados con los coches:

Depreciación
Los automóviles nuevos pierden el 70% de su valor en los primeros cuatro años de uso.

Precio
Una de las principales ventajas de los coches de segunda mano, es que el primer dueño ya ha absorbido el coste de la depreciación. Tú en cambio obtienes un excelente precio por el vehículo que tan solo tiene cuatro años de uso y cuyo precio está muy por debajo del costo de uno nuevo.

Alternativas
Las agencias de autos cuentan con una gran cantidad de vehículos usados, especialmente aquellos que sus contratos de arrendamiento (leasing) o alquiler (renting) han expirado. Sin embargo, las mejores ofertas las encuentras con los vendedores particulares, quienes están ansiosos por deshacerse de su vehículo. Éstos tendrán una mejor disposición para negociar contigo y así podrás obtener un auto a un excelente precio. También puedes llamar a las financieras de renting de los bancos, ofrecen garantías y hay auténticas gangas.

Por otra parte, esta gran inversión que tenemos en mente realizar, tiene un hándicap a considerar: no estamos conduciendo todo el tiempo. Es decir, ¿estamos dispuestos a realizar una inversión de 16.000 € para dejarla la mayor parte del tiempo delante del portal de casa o en el parking?

El 97 % del tiempo tu coche está aparcado
¿te has parado a calcular cuántas horas lo usas y cuántas horas está parado? A priori no hay que saber demasiado de estadística para darse cuenta de que en general, el coche particular “medio”, que se usa a nivel privado para desplazarnos de acá para allá, está más horas parado que funcionando.
¿Cuánto lo usas al día sumando todos los desplazamientos que haces? ¿Tal vez un par de horas en total? Pues si de las 24 horas que tiene el día lo has utilizado 2, eso significa que solo ha funcionado un 8,33 % del tiempo, y por tanto el 91,67 % del tiempo el coche ha estado parado aparcado. Obviamente hay gente que lo usa más, y hay gente que lo usa menos (incluso puede que no lo use hasta el fin de semana). Como este ha sido un cálculo muy rápido, vamos a conocer mejor varios informes estadísticos de expertos, para ver datos más fiables.

¿Cuánto tiempo pasa un coche aparcado?
Hemos encontrado diferentes informes que han estudiado cuánto tiempo pasa un coche particular aparcado, en Corea del Sur, en Estados Unidos, en el Reino Unido y también en España. Resulta que no hay mucha diferencia en los resultados a los que han llegado unos y otros:
En Seúl, capital de Corea del Sur, según la base de datos de movilidad metropolitana de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP), los coches de uso privado están aparcados el 92,3 % del tiempo.
En Estados Unidos, según la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), los coches particulares se pasan el 95 % de su vida aparcados, sin usarse.
En el Reino Unido, según la Fundación del Real Automóvil Club (pdf en inglés), los coches están parados un 96,5 % del tiempo.

En España, según el informe ‘Cuentas Ecológicas del Transporte’ de Ecologistas en Acción (pdf, pag. 122 en adelante) de 2014, los coches están de media aparcados el 97 % del tiempo.
No parece extraño que en Estados Unidos se utilice un poco más el coche que en España, habida cuenta del modo de vida americano donde se suele vivir a las afueras en urbanizaciones de casas unifamiliares y se debe recurrir a usar más el coche particular en los desplazamientos. En otros casos (Seúl por ejemplo) el aparente mayor uso del coche se debe a que pasa más horas funcionando… pero atrapado en atascos de tráfico.
En España, según el informe de Ecologistas en Acción al que hemos hecho referencia, el coche particular sólo está en funcionamiento 260 horas al año, es decir, apenas llega a usarse el 3 % de las 8.760 horas que tiene un año de 365 días.
Un coche particular está parado entre 22 y 23 horas al día de media
Si atendemos al número de desplazamientos que realizan las personas para moverse dentro de España (dejamos las mercancías fuera), el 34,2 % del total se realizan con el coche privado, y si se juntan los desplazamientos a pie y en bicicleta, estos suponen el 50,3 % del total “de viajes” realizados.

Sin embargo, si atendemos a la distancia recorrida diariamente de media por habitante (volvemos a dejar de lado el transporte de mercancías), el coche es el que más peso tiene: el 69,4 % son responsabilidad del coche particular.
O sea, nos gusta bastante movernos en coche, pero el tiempo real de uso es irrisorio.

¿Cómo se llega a estas cifras?
Con estos datos, aunque se hayan intentado calcular de manera precisa y rigurosa, hay que ser un poco prudentes: primero porque son datos medios estadísticos, por lo que en efecto puede haber coches particulares que se usen mucho más y otros en cambio que se usen mucho menos, y segundo porque no siempre se pueden tener datos exactos de fuentes irrefutables, ya que en ocasiones no se pueden tener más que datos aproximados (por ejemplo al preguntar a un conductor cuánto tiempo ha utilizado su coche hoy, ya que raro será que lo haya cronometrado).
En general existen tres formas de calcular estas cifras, a saber:
Utilizar el número de coches particulares que hay en un país, combinándolo con el número de desplazamientos que se hacen por coche y conductor (por ejemplo al año) y con el tiempo que dura de media cada desplazamiento. Al final se llega a un número de horas de uso por año que se compara con el número total de horas que tiene el año. Estos datos suelen procesarlos los institutos nacionales de estadística de los países, en colaboración con las agencias de tráfico (como por ejemplo la DGT), o el Ministerio de Fomento, obras públicas y transporte del país. El dato de Reino Unido se ha obtenido con esta metodología.
Otra posibilidad es utilizar encuestas en las que los conductores responden cuánto tiempo utilizan el coche cada día. Se asume que hay un coche por conductor y se obtiene un valor medio de tiempo de uso diario. Al compararlo con las 24 horas que tiene un día, se obtiene la proporción. El dato de EEUU se ha obtenido de esta manera.

En el caso de estudiar una gran ciudad o área metropolitana, se puede considerar el número de kilómetros que recorre de media cada coche particular al año, y la velocidad media de circulación global de ese área. Dividiendo el número de kiómetros entre la velocidad media se obtiene el número de horas que de media ha circulado el coche al año. Se vuelve a comparar con el número de horas totales, y se tiene la proporción de tiempo funcionando y tiempo parado. Esta forma fue la utilizada para llegar al dato de Seúl, en Corea del Sur.
Un año tiene 8.760 horas. De media usamos realmente el coche sólo 260 horas
Para el caso concreto de España, en el informe de Ecologistas en Acción se utilizan dos métodos a la vez para contrastar los resultados y tratar de tener más fiabilidad. Por un lado se utiliza la encuesta movilia 2006-2007 del Ministerio de Fomento de tiempo de desplazamiento por día, y por otro lado se utiliza el método de kilómetros recorridos y velocidad media, para realizar los cálculos y llegar a la cifra (metodología completa , pdf, pag. 257 en adelante).

Hay que tener en cuenta también que el tiempo que se dedica al desplazamiento en coche varía según la edad y según la provincia. De hecho se observa cómo los conductores que viven en ciudades más pobladas dedican más tiempo que los que viven en ciudades más pequeñas. Al final se obtiene un valor medio.
Al final, si se usa tan poco, ¿merece la pena comprar coche?
Esta es la pregunta del millón: si resulta que al final un coche particular está parado aparcado sin utilizar entre el 92 y el 97 % de su vida, ¿merece la pena comprar un coche?

Desde el punto de vista de quien sea un apasionado de los coches y disfrute conduciendo, está claro que la decisión “merece la pena” por cuestiones subjetivas, pasionales y de ocio (me incluyo a mí mismo en este grupo).

Para quien se salga de la media y casi se vea obligado a tener coche porque no puede moverse con otras alternativas de transporte, por vivir lejos, en una población pequeña o con malas conexiones de transporte público, o bien para quien tenga que trabajar con el coche y utilizarlo muchas horas cada día, de nuevo está clara la respuesta.

Un coche no resulta barato: al precio de compra hay que sumarle los gastos durante su uso (el coste total suele duplicar o más al de compra). Depende del coche y de la situación, pero al final tendrás que dedicar en total varios miles de euros cada año para tener uno en propiedad
Ahora bien, para la mayoría de las personas dentro de la media, que al final utilizan tan poco el coche, ¿de verdad necesitan tener un coche en propiedad? No olvidemos que tener un coche supone un coste importante, no solo por el precio de compra, sino por otros gastos como el combustible, peajes, aparcamiento, impuestos, seguro, revisiones en el taller, cambio de neumáticos, reparaciones, etcétera.


Al final el coste total suele más que duplicar el precio de compra, como han calculado en el informe cuentas ecológicas del transporte (pdf, pag. 109): un coche de tipo medio de 20.194 euros de precio de compra, después de 13 años de vida y 13.423 km al año de uso, supone otros 33.910 euros de gastos. Esto significa que fácilmente se tienen que dedicar en total más de 4.000 o 5.000 euros al año, según el coche que se considere. Lo vimos recientemente cuando nosotros mismos nos pusimos a echar cuentas de cuánto cuesta de media tener un coche en propiedad.
Precisamente hace no mucho realizamos una guía para saber si te sale rentable o no tener coche en propiedad, donde además de explicarte todo esto, incluimos una hoja de cálculo para que tú mismo pudieras echar cuentas. Es más, si quieres tener coche en propiedad, y ya que sabemos que la mayor parte del tiempo va a estar parado, ¿por qué no pensar en un coche eléctrico? A fin de cuentas, por tiempo para dejarlo enchufado y que se recargue la batería no será.
Así que, a la vista de lo poco que un particular utiliza el coche, y pensando en ciudades cada vez más grandes y pobladas en las que moverse en coche será tanto más difícil, no es raro que algunos lleguen a pensar que dentro de unos años dejaremos de tener coches en propiedad, porque el modelo de uso de los coches puede cambiar a uno de alquiler de coches compartidos (car sharing), ayudando a esto además la llegada de los coches autónomos y la plausible creación de flotas de robotaxis que hagan todavía menos necesario comprarse un coche.

 

Fuentes: xataka, finanzasintegrales.info, familias.com, elfinanciero.com.mx, blogylana

Entrada orginal en http://finanzas-personales.es/comprar-un-coche-nuevo-inversion-o-coste/

 

Anuncios

Autor: Sandro M.

www.3coma14.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s